MADERAS DEL RÍO    NOVEDADES

NOTICIAS

  • PAULOWNIA
    25.01.2018
    El árbol Paulownia es originario de China, pertenece al grupo de las fondosas. E...
  • MADERA DE TECA
    09.01.2018
    La madera de Teca (Tectona grandis) es originaria del sudeste asiático, India, C...
  • MADERAS DESCONOCIDAS
    24.10.2017
    Existen especies de madera desconocidas para la mayoría del público, que ...
  • CARACTERÍSTICAS DE LA MADERA DE IROKO
    18.10.2017
    El Iroko es una madera tropical procedente de África, esta madera es densa, dura...

1239/CPD/0815301

Noticias

¿COMO REACCIONA LA MADERA ANTE EL FUEGO?
Publicada el 18.05.2017 - 629 lectura/s

Existe la creencia de que la madera es el material más vulnerable y menos resistente a la acción del fuego.

Esto no es correcto y en las siguientes lineas intentaremos explicarlo a través de la publicación de www.maderea.es:

La carbonización de la madera es la principal estrategia en su comportamiento frente al fuego, ya que dificulta la trasmisión de la temperatura hacia el interior de la pieza sirviendo como retardante. La madera esta compuesta principalmente por celulosa y lignina, estos compuestos están formados por carbono, hidrogeno y oxígeno que hacen de ella un material combustible, pero a pesar de esto en comparación con otros materiales, como el PVC, tarda en empezar a arder, (necesita alcanzar los 400º C para comenzar a arder).

Además la madera es un material con contenido en agua; al aplicar un foco de calor sobre la madera, ese contenido de humedad va disminuyendo y cuando el agua alcanza la temperatura de ebullición se observa la sudoración en la superficie de la misma, si se continua aportando calor hasta una temperatura aproximada de 270ºC empieza el proceso de pirólisis que es cuando se produce la descomposición de la madera en gases.

Gracias a la baja conductividad térmica de la madera, la pirólisis se produce únicamente en la superficie y solo se aprecia llama una vez alcanzados aproximadamente 400 ºC, tras la combustión, la madera genera una capa carbonizada en el exterior que protege el interior de la madera dejándola intacta y dependiendo del grosor, es necesario bastante tiempo para que la pieza de madera arda en todo su conjunto y pierda su capacidad portante y de carga.

Esta capa carbonizada tiene una capacidad aislante seis veces mayor a la de la madera a temperatura ambiente, permitiendo que el interior de la pieza mantenga sus capacidades mecánicas. Todo esto se traduce en una pérdida de sección paulatinamente reduciendo su capacidad portante con el tiempo, mientras se mantenga la combustión.

Para que se hagan una idea la velocidad de carbonización es aproximadamente de 0,65 mm/min. por ejemplo en situación de incendio en una estructura de madera en un tiempo de 30 min. la madera habría perdido 19,5 mm de espesor en cada superficie expuesta al fuego.

En las estructuras de madera, la capacidad de soportar cargas es muy superior a otros materiales que se derriten mucho más rápido, por eso en una situación de fuego la madera aguantará mucho más tiempo en pie, que una estructura de otro material, dando mayor seguridad y tiempo a las personas antes del derrumbe.

Hay otros aspectos a tener en cuenta como son las emisiones de gases dañinos para la salud, los gases que emite la madera al arder son propios de la combustión, pero no son gases tóxicos como ocurre con otros materiales como el PVC.

A continuación, detallamos los factores que influyen en el comportamiento de la madera en caso de incendio:

- La superficie específica expuesta. Una relación alta entre superficie y volumen aumenta la perdida de sección al exponer mayor superficie al fuego.

- Las fendas y cualquier singularidad de la madera en especial en sentido longitudinal de la fibra. Estas singularidades suponen un aumento de la superficie expuesta al fuego aumentando la perdida de sección de la pieza.

- Las características de cada especie. Las especies de maderas más densas arden con más dificultad y su combustión es más lenta.

- El contenido de humedad en la madera. A mayor humedad más energía hay que usar para evaporar el agua, en ambientes de interior el contenido de humedad varía entre el 8 y el 16% del peso total de la pieza de madera.

 

Fuente: www.maderea.es

Facebook Linked in Twitter
Volver a Noticias